RECOMENDACIONES GENERALES DE REPARACION DE
MOTORES DIESEL PESADO

La reparación exitosa de un motor conlleva el cumplimiento de una serie de normas y procedimientos que en muchas ocasiones son obviados durante las labores de reparación. Hacemos énfasis en la necesidad de realizar los procedimientos de reparación y cumplir con las especificaciones de ensamble ofrecidas por los fabricantes de los motores en sus manuales de reparación y servicio, debido a que la durabilidad y buen desempeño del motor se relaciona directamente con el cumplimiento de estas normas.

A continuación enumeramos algunas recomendaciones generales a seguir durante la reparación de un motor de combustión interna:

• Acondicione un lugar en su taller para llevar a a cabo la reparación de motor que reúna las condiciones aptas en término de orden y limpieza. La durabilidad del motor va a estar determinada en gran medida a las condiciones de limpieza, ya que la contaminación de los componentes del motor causará desgaste prematuro.

• Siempre siga las prácticas de seguridad en lo que respecta al uso de herramientas, procedimientos de desensamble y ensamble, uso de solventes, manejo de combustible, condiciones de los sistemas eléctricos y utilización de vestimenta adecuada para la realización de todas las labores

• Investigue acerca del desempeño del motor en el pasado para determinar la causa de la reparación: desgaste normal por operación prolongada o daños prematuros: calentamiento, problema de lubricación, etc. Anote esta información en su hoja de trabajo.

• En caso de que el motor haya sufrido daños severos o prematuros, realice una investigación profunda que permita determinar la(s) causa(s) de la falla. Realice una investigación profunda acerca de la operación del motor, del último ajuste realizado, del desempeño del motor antes de la última vez que se descompusiera, de la cantidad consumida de aceite, de fugas y de contaminantes, mantenimiento, etc. Esta información y su análisis es vital para el diagnóstico apropiado de los problemas operacionales.

El momento para llevar a cabo la investigación debe ser inmediatamente después de que el fallo ha ocurrido, antes aún de que usted empiece a desarmar los componentes del motor. Si usted espera hasta que los componentes hayan sido desarmados, o si usted simplemente no hace su reclamo a tiempo o no regresa las partes dañadas, entonces usted podría perder la oportunidad de aprender acerca de la causa o causas verdaderas de los fallos e invitar a los rechazos de los derechos de garantía y/o evitar fallas recurrentes.

• Una vez desarmado el motor realice una inspección de todos los componentes para verificar si estos se encuentran dentro de las especificaciones dadas por el fabricante del motor. Esto permitirá determinar cuáles componentes pueden ser reutilizados y cuáles deben ser reemplazados por partes nuevas o cuales pueden ser reconstruidos.

• Limpie cuidadosamente todos los componentes que se van a reutilizar y prepárelos para su ensamble colocándolos en orden en un lugar apropiado y libre de contaminantes.

• Realice una verificación de las especificaciones a todos los componentes recibidos, tanto de su suplidor de refacciones como del taller de mecanización. Esto permitirá comprobar que estos cumplan con las especificaciones de ensamble, además de detectar problemas antes de la instalación de los componentes. Limpie adecuadamente todos estos componentes y colóquelos en el lugar de ensamble del motor.

• Proceda con el ensamble del motor de acuerdo a los procedimientos del manual de servicio del fabricante.

• Asegúrese de utilizar los lubricantes, filtros y aditivos del sistema de refrigeración adecuados que cumplan las especificaciones dadas por el fabricante.

• Asegúrese de seguir los procedimientos relacionados al asentamiento inicial del motor durante el primer arranque realizando un monitoreo y verificación de operación y funcionamiento del motor.

OPERACIÓN INICIAL (ASENTAMIENTO)

Una vez reparado el motor, es de suma importancia operar éste siguiendo las reglas y recomendaciones del fabricante para lograr el mejor desempeño y durabilidad del mismo.

Todo motor reconstruido requiere un adecuado asentamiento (Break-in) de los componentes instalados. Para lograr este asentamiento en forma correcta se hace necesario seguir las especificaciones del fabricante respecto al procedimiento de cargas aplicadas al motor durante las primeras horas después de encendido. Los procedimientos de asentamiento podrían variar de un motor a otro o de un fabricante a otro y comúnmente los procedimientos indican que ese debe utilizar un dinamómetro en el cual se aplican carga controladas durante períodos de tiempo establecidos.

Algunos fabricantes también ofrecen procedimientos opcionales de asentamiento cuando no se tiene disponible un dinamómetro, en cuyo caso se deben seguir los pasos cuidadosamente para evitar resultados no esperados en cuanto al rendimiento y funcionamiento del motor. En el caso de los motores diesel pesados de 4 tiempos, en forma general se establece que luego del arranque inicial, el motor únicamente debe permanecer en marcha mínima (ralenti) un período corto de tiempo (10-15 minutos), que debería ser el tiempo suficiente para monitorear el correcto funcionamiento del mismo y en donde se debe verificar en forma permanente los indicadores del tablero para desechar problemas en los sistemas de lubricación y enfriamiento, así como para detectar fugas de fluidos en el motor.

Transcurrido este período de verificación se debe proceder a realizar el asentamiento de los componentes aplicando carga de operación controlada. Esto significa que el motor debería operar por un período de 2 horas o 160 kilómetros en forma continua en un rango comprendido entre el 75 y 85% de su capacidad. También se indica que durante este período no se debe mantener el motor en marcha mínima por más de 5 minutos

La realización de este procedimiento es principalmente crítico cuando se trata de motores que utilizan anillos de pistón con recubrimientos especiales, tales como: Cromo, Plasma, Cromo-cerámico y Plasma-molibdeno ya que estos recubrimientos requieren necesariamente la fuerza provocada por la operación para que asienten contra la pared de cilindros. El obviar este procedimiento podría causar un inadecuado asentamiento que podría provocar consumo de aceite progresivo.

Se recomienda que todos los datos relacionados al motor, como: Numero de serie, modelo, año, tipo de aplicación, etc., así como todas las acciones tomadas durante el proceso de reparación, iniciando con los datos previos a la reparación mencionando la razón para la reparación inicial, inspección de los componentes, tolerancias y mediciones de funcionamiento durante el arranque inicial, se anoten por escrito en un formulario que pueda posteriormente ser utilizado para analizar el  rendimiento futuro del motor y como comprobación del cumplimiento de las recomendaciones y especificaciones de ensamble.