Editado por Federal - Mogul, San José. Costa Rica - Año 6 - No.22


BREVE RESEÑA HISTORICA

Las correas sincrónicas, llamadas más comúnmente "bandas de tiempo" o "correas de distribución", fueron inicialmente utilizadas en los Estados Unidos de Norteamérica en 1946 para aplicaciones industriales. Debido a su buen desempeño y confiabilidad se implementó su utilización en motores Vauxhall, Fiat y Pontiac en el año 1967.

Desde entonces, varios millones de motores han sido diseñados y fabricados con este tipo de correas, principalmente para el arrastre de los árboles o ejes de levas.

En los últimos años el uso de las correas de distribución ha aumentado en forma considerable en automóviles y camionetas norteamericanos, europeos, japoneses y coreanos.

Nuestro medio no es la excepción y hoy día un alto porcentaje de los vehículos que circulan en nuestras carreteras están equipados con bandas de tiempo que han suplantado el sistema tradicional de transmisión que utilizaba cadenas

TECNOLOGIA AL DIA

Los rápidos avances tecnológicos en la industria automotriz condujeron a la creación de motores multivalvulares con sistemas que utilizan ejes de levas dobles o cuádruples de alto rendimiento, con consumo eficiente de combustible, así como motores más ligeros y silenciosos demostrando sus ventajas con respecto a otras formas de transmisión. Su continuo desarrollo les permite soportar cargas mayores durante prolongados períodos de trabajo, a temperaturas más elevadas y de una manera silenciosa.

Las correas de distribución SEALED POWER y AE, marcas ambas de Federal- Mogul, se mantienen al día con los cosntantes cambios tecnológicos y especificaciones de los fabricantes originales de vehículos, gracias a la capacidad tecnológica en su manufactura, que le permite satisfacer las más altas exigencias del mercado y por lo cual se han convertido en las favoritas, tanto de los fabricantes de vehículos como de los mecánicos especializados.

APLICACION

Se debe tomar en cuenta que debido a los cambios de diseño en los sistemas de distribución y al propio diseño de las correas y engranajes de distribución, debe asegurarse, cuando se instala una correa, que ésta sea la que el manual de aplicación indica de acuerdo al modelo del vehículo y motor, ya que el perfil del tipo de diente de la correa no es intercambiable.

Es decir, que no nos debemos guiar únicamente por el diámetro, ancho y cantidad de dientes, sino asegurarnos de que el código de perfil del diente de la banda corresponda con la aplicación que el catálogo nos indica.

A continuación mostramos las figuras de los perfiles de dientes más comunes que se detallan en nuestros catálogos de aplicación de bandas SEALED POWER No. SP1502 y AE No.CATX563. Note que algunos de los perfiles son muy similares entre sí. Sin embargo, el utilizar un diseño inadecuado podría ocasionar un mal funcionanmiento en el motor o una falla prematura.

TENSION DE LAS BANDAS

La tensión correcta para el montaje de las correas de distribución, como es sabido, asume una importancia determinante en el funcionamiento de los motores.

Por este motivo y ante grandes problemas que se derivan del poco respeto a los procedimientos correctos de tensión en el sistema de distribución, es oportuno hacer énfasis en este procedimiento en particular para lograr dos objetivos:

I. Difundir más ampliamente la información sobre este tema

II. Concientizar un poco acerca de un tema normalmente descuidado

Obviamente el tema, sufriendo la influencia de la evolución tecnológica ligada a los tiempos, ha sido enriquecido por toda la información actualmente advertida en cierta manera por el análisis de causas de las fallas prematuras que se han presentado en estos sistemas debido a la falta de dominio del tema. Dar el valor adecuado a la tensión de montaje de la correa, es decir, aplicar el procedimiento adecuado para lograr el tensionamiemto correcto, así como utilizar las correas con las medidas yespecificaciones de acuerdo al motor y controlar en forma periódica el estado de las correas constituyen los factores fundamentales para la confianza y durabilidad de ese tipo de producto.

Es de todos conocido, que el mantenimiento preventivo es la clave para el buen funcionamiento y durabilidad de cualquier sistema mecánico; el sistema de distribución manejado por correas no escapa a esta máxima. Y si se quiere, es uno de los sistemas más críticos en este sentido ya que los efectos causados por la falla en una correa pueden involucrar componentes adjuntos, como la detención del movimiento del eje de levas del motor y la interferencia entre las válvulas y los pistones.

¿Qué mecánico no ha visto dañarse los componentes de un sistema del tren de válvulas por efecto de una correa que se rompe por no ser reemplazada a tiempo ? Pues bien, la única manera posible de evitar este tipo de problemas es hacer conciencia en los mecánicos y propietarios para que realicen un mantenimiento preventivo adecuado. (Ver cuadro de recomendaciones para los mecánicos).

MONTAJE DE LAS CORREAS

Durante el montaje de las bandas, ya sea de tipo sincrónico o de tipo asincrónico, es necesario observar las siguientes normas:

• Asegurarse que las poleas esten alineadas y los ejes perfectamente paralelos; los ejes de levas y conductores deben ser llevados a un elevado grado de paralelismo puesto que la banda se introduce en las poleas afectadas por cualquier deslizamiento. Por consiguiente, se desarrollan fuerzas transversales que repercuten negativamente en la uniformidad del funcionamiento y la duración.

• Evite forzar las bandas con cualquier utensilio que no sea el específico para no provocar roturas aparentemente invisibles en las bandas, sobre todo en las dentadas.

• Asegurarse que los soportes de las poleas esten fijados rígidamente para evitar variaciones que provoquen desalineamiento de las poleas y el no paralelismo de los ejes.

• Si los ejes están fijos o bien la carrera del tensor es insuficiente, desmontar las poleas, insertarlas en la banda y remontarlas en sus respectivos árboles de transmisión: en muchos casos es posible realizar la operación desmontando una sola de las poleas.

• Durante el periodo de rodaje de las transmisiones ocurre una rápida disminución de la tensión. Es necesario entonces recontrolar el valor de la tensión durante los primeros kilómetros de funcionamiento y eventualmente reajustarla.

Particularmente para las bandas dentadas se aconseja retensar después de los primeros 5000-7000 km. de uso. Esto es para evitar los estiramientos adicionales con consecuentes variaciones de paso que a su vez provocan un mal ajuste entre el dentado de la polea y el engranaje de la polea y en consecuencia una reducción en la duración. La tensión a aplicar depende y varía según el tipo de banda (que a su vez depende del tipo de motor), de la potencia de transmisión, de la geometría de la transmisión y de los diámetros de las poleas.

Dele click para ver la imagen más grande
Puede hacer Click en la imagen para verla en tamaño grande