LAS AVERIAS EN UN VEHICULO AUTOMOTOR Y EL ANALISIS DE FALLAS

Enteramente ligado al problema de las garantías por las piezas que los fabricantes deben eventualmente asumir, se encuentra el proceso del análisis de las fallas de estas piezas y el proceso de identificación del problema que las originó.

Normalmente, cuando una falta se presenta en un vehículo automotor previamente reparado, los propietarios u operarios del mismo no dudan en señalar, casi en forma instintiva, a cualquiera de dos factores identificables, pero no siempre culpables del problema: al trabajo realizado por el mecánico y a las piezas que emplearon en la reparación.

¿Cuántas veces, usted amigo mecánico, habrá tenido que enfrentar una situación en donde su cliente lo culpa directamente por ese desperfecto en su vehículo?  ¿Cuántas veces esa culpa es dirigida inmediatamente hacia la calidad de las piezas?

Pues bien, análisis estadísticos registrados por la industria automotriz a nivel mundial en el transcurso de los últimos treinta años, señalan una realidad muy diferente.  A continuación presentamos un cuadro con los resultados obtenidos de este análisis.

En este cuadro podemos verificar que el mayor porcentaje de origen de las fallas en un vehículo no es provocado por el trabajo realizado por el mecánico, ni por la calidad de las piezas de reposición.
En efecto, el mayor porcentaje de causa de fallas corresponde a problemas de operación del vehículo o maquinaria con un 55% de incidencia.  En segundo lugar encontramos que la ausencia de mantenimiento (correctivo y preventivo) es el siguiente factor causante de los desperfectos, con un 34% de culpabilidad, si así pudiéramos llamarle.

Estos resultados nos llaman a meditar sobre este problema, ya que estos dos factores ajenos a la labor del mecánico y a calidad de las piezas, producen en conjunto un 89% de las fallas.

Los factores ligados a las instalación de las piezas significan solamente un 10% del origen de las fallas; y la calidad de las piezas de repuesto aportan estadísticamente solo un 1% de las causas de los problemas de desperfecto.

Más aun, ese 10% de problemas ocasionados a la hora de la instalación de las piezas se puede dividir en dos causas principales: un 5% corresponde a que el mecánico instala la pieza equivocada  (mala identificación en el catálogo por parte del vendedor de repuestos, pieza equivocada dentro de la caja, ausencia de información exacta a la hora de identificar la pieza, etc.).  Y el otro 5% corresponde a una serie de factores ligados propiamente al proceso de armado: Condiciones inadecuadas para realizar el armado en un lugar libre de contaminantes; ausencia de herramientas especializadas o falta de instrucción adecuada para su uso; falta de comprobación de las especificaciones y tolerancias dadas por el fabricante original tanto de las partes nuevas como partes usadas que se reutilizan y de las piezas que se maquinan; y principalmente a la falta de actualización de las nuevas tecnologías automotrices, que han sufrido un adelanto asombroso, sobre todo en lo relacionado con la tecnología de la computación y la electrónica, durante los últimos quince años.

Por último, no debemos dejar de lado que ese 1% de origen de las fallas que estadísticamente corresponde a piezas defectuosas, podría casi eliminarse dado que en la mayor parte de los casos esa pieza defectuosa o incorrecta podría ser detectada antes de su instalación mediante la comprobación de sus especificaciones o su comparación física con las piezas viejas.

FACTORES DE OPERACIÓN IDENTIFICADOS COMUNMENTE COMO CAUSANTES DE FALLAS EN EL FUNCIONAMIENTO:

FACTORES QUE POR FALTA DE MANTENIMIENTO INCIDEN EN LOS DESPERFECTOS DE UN VEHICULO

En resumen, existen múltiples factores que pueden originar una falla en el funcionamiento de un vehículo.  Algunos de estos factores son previsibles, otros no.
Sin embargo, lo importante es que si una falla llegase a ocurrir por cualquier motivo, el debido proceso en análisis de fallas será un elemento que ayudará al mecánico, al distribuidor de repuestos, al fabricante y por supuesto al propietario o usuario del vehículo o maquinaria a identificar la causa exacta del problema, y en consecuencia poder prever que esa misma falla pueda seguir ocurriendo repetidamente.

FEDERAL MOGUL, consciente de la importancia de la realización de un correcto análisis de fallas, ha realizado investigaciones minuciosas al respecto.  Hemos incluido en este boletín algunas de las principales fallas que se presentan en pistones de motor, anillos de pistón y cojinetes de motor y las probables causas que provocan dichas fallas.
Manuales de servicio y afiches con información sobre fallas en cojinetes de motor, empaques, pistones, anillos de pistón, rodamientos, sellos e instalación de piezas han sido editados para que nuestros usuarios puedan realizar las labores de reparación en una forma adecuada.  Dichos materiales están disponibles a través de nuestros distribuidores en todo Centroamérica.

LOS FUNDAMENTOS DEL ANALISIS DE FALLAS

El conocimiento de los fundamentos básicos sobre el análisis de las fallas en un motor contribuirá enormemente a determinar que es lo que hace que las máquinas fallen y ayudará a prevenir las fallas recurrentes.
No es suficiente reemplazar una parte dañada.  La causa de la falla debe identificarse a través de un diagnóstico adecuado y debe realizarse la corrección de todos los factores causantes de la avería para evitar que el mismo tipo de falla ocurra repetidamente.
Se debe tomar en cuenta que el diagnóstico es un procedimiento de investigación que debe ser realizado en orden para localizar y corregir un problema. Por tanto, los procedimientos de prueba descritos en los manuales de servicio pueden ayudar a analizar y ubicar la fuente del problema.   

Existen cuatro pasos sencillos que deben seguirse cuando analizamos la falla en un motor:

  1. Investigación preliminar
  2. Preparar las partes para examinarlas
  3. Determinar el tipo y la causa de la falla
  4. Corregir la falla y la causa de la misma

Los fundamentos de estos 4 pasos son sencillos:

1. La investigación preliminar: esta requiere de observación.  Aprender acerca de la instalación y de la operación por medio del examen visual del motor y de la instalación.  También se requiere indagar – aprender como ha estado operando la máquina, y si se ha dado el servicio de mantenimiento adecuado.  Se requiere una revisión del historial del motor, aprender acerca del desempeño del motor en el pasado, incluyendo reparaciones y las fechas de servicio.

2. Prepare las partes para examinarlas: todas las partes que hayan fallado y aquellas relacionadas con estas deben marcarse.  Colóquese sobre la mesa de trabajo en el orden en que se relacionan.  NO DESTRUYA LA EVIDENCIA LIMPIANDOLAS.  Cuando se trata de fallas de las partes internas de un motor guarde una muestra del aceite de lubricación para que sea analizado.  Tome una muestra del depósito del aceite, no del filtro.

3. Determine el tipo y la causa de la falla: la mayoría de las fallas caen dentro de una de los cuatro categorías siguientes:

4. Corrija la falla y la causa de la misma: frecuentemente el componente que falla lo hace debido a problemas en cualquier parte del motor.  Estas causas deben identificarse y corregirse para lograr que las reparaciones sean duraderas.  Hagas las reparaciones de acuerdo a las instrucciones de mantenimiento del motor del manual del fabricante e informe al operador acerca de lo que puede hacer para prevenir fallas recurrentes.  Mantenga un registro completo de lo que ha encontrado y de las acciones que fueron tomadas.  Recuerde seguir estos cuatro pasos básicos sobre el análisis de fallas y así usted podrá prevenir la repetición de las fallas.

PREGUNTAS VITALES PARA UN EFECTIVO ANALISIS DE FALLAS

El análisis eficiente de las fallas comienza cuando el motor está intacto, debiéndose hacer una serie de preguntas que se inician con los diferentes sistemas del motor y continuamente por los diferentes ensamblajes del mismo.  Si usted desarma el motor antes de revisar el afinado, el tiempo, los fluidos, las medidas, probar las presiones y aspectos visuales del mismo es posible que usted destruya la única evidencia que le permitirá identificar el problema original que causó el fallo y que inadvertidamente causaran fallos recurrentes.  En otras palabras, identificar la causa que originó la falla del motor puede prevenir fallas futuras, mejorar el desempeño y ahorrar tiempo.

ESTAS PREGUNTAS LAS PODEMOS AGRUPAR EN TRES GRUPOS

  1. Preguntas preliminares
  2. Preguntas sobre la instalación
  3. Indicios en los componentes

1. Preguntas Preliminares

2. Preguntas sobre la instalación

3. Indicios en los componentes

RESUMEN

En breve, la investigación total acerca de la operación del motor, del último ajuste realizado, del desempeño del motor antes de la última vez que se descompusiera, de la cantidad consumida de aceite, de fugas y de contaminantes, etc., es vital para el diagnóstico apropiado de los problemas operacionales.  El momento para llevar a cabo la investigación debe ser inmediatamente después de que el fallo ha ocurrido, antes aún de que usted empiece a desarmar los componentes del motor.  Si usted espera hasta  que los componentes hayan sido desarmados, o si usted simplemente no hace su reclamo a tiempo o no regresa las partes dañadas, entonces usted podría perder la oportunidad de aprender la causa o causas verdaderas de los fallos e invitar a los rechazos de los derechos de garantía y/o evitar fallas recurrentes.





Volver Arriba