LIQUIDO DE FRENOS

¿Por qué debe cambiarse el líquido de frenos ?

Por qué usted debe reemplazar su líquido de frenos con su trabajo de frenos.

El líquido de frenos se desgasta al igual que lo hacen las pastillas y las zapatas. El aire lentamente se introduce en el líquido de frenos a través de las mangueras y causa que el pedal se sienta “esponjoso”, rediciendo el poder del frenado. El líquido de frenos también absorbe humedad naturalmente. El agua en el líquido de frenos dañará las partes del sistema de frenos y eventualmente provocará fallas totales en los mismos. Prevenga costosos daños tanto en el vehículo como en su persona. Cambiando el líquido de frenos se restaurará la habilidad de frenado del vehículo y se prevendrá herrumbre y corrosión a importantes componentes del sistema de frenos.

Como cambiar su líquido de frenos

Se necesitará levantar el auto para tener acceso a los tornillos de sangrado. Se debe tener cuidado ya que el  líquido de frenos puede dañar la pintura.

  1. El mecánico debe localizar el tornillo de sangrado en cada uno de los cáliper del cilindro de frenos. Un mal manejo de estos tornillos puede quebrarlos.


  2. Se debe localizar el cilindro maestro. Remover el líquido de frenos viejo con una bomba de absorción y rellenar con líquido de frenos nuevo.

  3. Se debe colocar el sangrador de freno en el tornillo de sangrado más alejado del cilindro maestro. Soltar el tornillo de sangrado y sangrar hasta que no se detecten burbujas de aire. Luego socar el tornillo de sangrado

  4. Se debe rellenar la reserva de líquido de freno con líquido de frenos nuevo. Repetir el paso 3, trabajando cada vez más cerca del cilindro maestro. Se rellena la reserva de líquido cada vez. NUNCA se debe utilizar un líquido de freno usado


  5. Se rellena al límite la reserva del líquido de frenos. Hay que probar el pedal de frenos antes de conducir el vehículo. Un buen mecánico se deshace responsablemente del líquido de frenos viejo.

Consejo Adicional: Se debe reemplazar el líquido de frenos al menos cada dos años o cuando se vaya a cambiar pastillas y zapatas de freno.


El líquido de frenos hidráulico se mantendrá funcional a temperaturas que exceden los 650º F y se mantendrá líquido aún durante los más fríos inviernos.

La humedad y la degradación del líquido pueden bajar su punto de ebullición en un 20% en solo dos años resultando en fallas al frenar. El líquido de frenos es hidroscópico (atrae la humedad) así que no abra la reserva del cilindro maestro si está limpio y usted puede ver el nivel del líquido. Nunca agregue líquido de un envase con tiempo de haber sido abierto. La evacuación y sangrado del líquido de frenos viejo es muy importante. Consulte su manual de reparación y revise los pasos expuestos en este panfleto. Asegúrese de adquirir un líquido de frenos de calidad recomendado (Wagner Brake Fluid) y herramientas para el sistema de frenos que le ayuden a desempeñar un buen trabajo.