Los frenos: Su Salvavidas

A continuación repro­ducimos un reportaje técnico aparecido en el pe­riódico la Nación de San José, Costa Rica, el día 22 de Junio de 1999, es­crito por el señor James B. Parker, colaborador de ese diario.

¿Ha notado cuántas veces ha frenado durante un viaje a San Carlos? ¿Ha pensado afguna vez qué pasaría si su auto no frenara?

Todo automovilista depen­de del fluido de los frenos para detener su vehículo. El conductor promedio usa los frenos aproximadamente 75000 veces durante un año y como tal, espera que trabajen eficiente y apropiadamente. Dentro del sistema de frenos del automóvil existe el fluido de frenos, un componente altamente esencial para el frenado; este fluido produce la acción de detener, proteger y lubricar todos los dispositivos del sistema. De manera que usar un fluido de frenos de alta calidad, garantiza la seguridad del conductor y pasajeros cuando viajan en su automóvil.

CÓMO TRABAJAN LOS FRENOS

El sistema de frenos hidráulico de un automóvil consiste de una bomba principal de frenos con tubos de metal y mangueras flexibles conectadas a las bombas auxiliares de frenos en cada rueda. Este sistema hidráulico activa las pastillas de los frenos delan¬teros y zapatas en los tambores traseros.

• El fluido de los frenos está comprimido dentro del sistema; cuando se aplica presión al pedal de los frenos, el pistón en el ci-lindro de la bomba principal ejerce presión sobre el fluido.

• La presión empuja las zapatas contra los tambores (frenos de tambor) o las pastillas de los discos contra los rotores (frenos de disco); así se ejecuta la acción de detener el vehículo. La dependencia del automovilista del fluido de frenos necesariamente se inclina por uno de alta calidad; ello reduce la posibilidad de acumular un exceso de humedad dentro del sistema de frenos y protegerlo contra una eventual falla.

CAMBIOS POR TECNOLOGÍA ACTUAL

Los cambios que han experimentado los automóviles moder¬nos afectan directamente al sistema de frenos.

• La tracción delantera ha incrementado la presión sobre los frenos delanteros y puede origi nar altas temperaturas.

• Una reducción de la turbulencia en el diseño del automóvil y la tendencia a usar llantas más anchas y pequeñas pueden originar un incremento en la temperatura del fluido de los frenos.

• Las pastillas semime-tálicas pueden transferir mayor temperatura a los dispositivos del sistema.

CANDADO DE VAPOR... UN PELIGRO

Un candado de vapor es la pérdida de la potencia del frenado causada cuando el fluido de los frenos comienza a llegar a su punto de ebullición. A diferencia de un líquido, los vapores tienden a comprimirse y rápidamente el fluido pierde su capacidad para transmitir la presión necesaria y detener el vehículo; esto origina una pérdida de pre-sión en el pedal de los frenos y consecuentemente una falla total en el sistema.

CLASIFICACIÓN

Los fluidos de los frenos se clasifican como DOT 3 y DOT 4 por el Departamento de Transporte de Estados Unidos. Ambos tipos tienen la tendencia a absorber agua, lo cual baja el punto de ebullición del fluido y deja el sistema de frenos expuesto a un candado de vapor. Los fluidos para frenos clasificados como DOT 4, tienen mayor resistencia a las altas temperaturas y reducen significativamente la posibilidad de vaporización.